Laboratorios de Habitabilidad.

“Laboratorios de Habitabilidad” arq. Jose Maria Gutierrez. Mexico DF
Modelo de atención a la Producción Social Organizada de Vivienda.

En el marco de estudio para la Bienal de Venecia. Estudio arq. Javier Sanchez.

Este slideshow necessita de JavaScript.

Al amparo de la Vivienda y su Significación por el Arq. José María Gutiérrez Trujillo

La vivienda depara seguridad, no solo necesita protección contra el exterior, sino que responda a las necesidades de sus habitantes para irradiar tranquilidad y paz.

Cuando el hombre deja la puerta de su vivienda, no penetra en lo extraño, llega a la calle conocida, al barrio, al pueblo, a su ciudad familiar, a su nación.

La vivienda es un elemento estable y aumenta su anhelo de continuidad, sin ella el hombre sería un disperso: “La vivienda protege la ensoñación y cobija al soñador en paz”.   La vivienda no solo es protección externa, sino símbolo del a vida humana con un significado educativo.

El espacio habitado trasciende el espacio geométrico y adquiere cualidades sentimentales humanas.

La vivienda tiene una función antropológica: su contribución a la totalidad de la vida humana, conservándose en el mundo y poder cumplir en ella sus misiones.

El hombre necesita un espacio de seguridad y paz a donde retirarse.   Nuestra vivienda es un nido en el mundo, como el pájaro: vivimos en ella con una confianza innata.

En nuestro tiempo profano la vivienda guarda cierto carácter sagrado y no es “la maquina” de habitar, según Le Corbusier.

La vivienda es un recinto sagrado; todos sentimos un vago respeto al penetrar en la vivienda de otro.    Esto es aplicable al barrio y a la ciudad.

Los Griegos y los Romanos le conferían a la vivienda un alto valor cultural, “su hogar” y mantenían un local en el que se conservaba el fuego, heredado de sus padres junto a esculturas,  pinturas u objetos de sus antepasados.

El espacio sagrado se mantiene en todos los hombres, aun los secularizados “modernos”, ya que mantienen algunos residuos de lo religioso, conservados en la dignidad de la vivienda y en la distinción que hace de ciertos espacios significativos de otros espacios profanos que se distinguen unos de otros dentro de la vivienda.

La ciudad contiene circunstancias análogas a las de la vivienda y no es más que una vivienda en grande, la ciudad se origina por una fundación conciente de sus ideales, como ejemplo la fundación de Roma: “Se cavo el suelo para construir una barda de piedra que circundara la futura ciudad, en la que se colocara todo lo necesario para la vida.   Toda la ciudad se consideraba sagrada, incluyendo sus 4 puertas de salida.

A ello, se trazaba una cruz formada por dos calles principales, con lo que se conformaban 4 cuadrantes.   Está ciudad no es solo una asociación de alojamientos y economía, sino el centro sagrado sostenido por los dioses.

Nuestro habitar actual tiene su origen en estos fundamentos., en los que se han conservado costumbres como: la colocación de la primera piedra, la fiesta de la Santa Cruz y la inauguración.

Con lo analizado anteriormente, se precisan ciertos rasgos de la vivienda:

  • La vivienda continúa siendo el centro del mundo.
  • La vivienda conserva su carácter particular, ligado por lo sagrado, como son:

v  El juicio grave que pesa sobre la violación del domicilio.

v  La inviolabilidad de las Leyes de Hospitalidad.

En resumen la vivienda es hoy aun, una imagen del mundo:  Es el primer mundo de la existencia humana.

Para el niño la vivienda es el mundo entero y solo si esta enraizado en su vivienda, puede adentrarse creciendo en el mundo.

La habitación humana, como lo hemos expuesto es cobíjante del exterior, pero además debe ser confortable para que de placidez y comodidad, que irradie un clima hogareño.

¿Qué es necesario para que una vivienda sea confortable?: La virtud de una vivienda es su confort, en ella el hombre ha abandonado todo esfuerzo de actuación y se entrega a una tranquilidad relajadora “sin que degenere en la negligencia por una bata vieja y las chinelas”

Podemos hacer resaltar algunas características sin captar la esencia total de la habitabilidad:

El área de estar con la familia, conforma a su cultura y debe ser un área de paz y tranquilidad.

Las dimensiones, el amueblado, los objetos que reflejen su pasado y procuren la sensación de constancia y continuidad de la vida.

La familia engendra y cristaliza la atmósfera hogareña y le da su intimidad.

La verdadera vivienda exige la familia que la hace fecunda y ejemplo para los demás.

deixe sua opinão:

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s